miércoles, septiembre 06, 2006

La gula no sera mucha!!!


MALASIA, septiembre 6.- Después de engullir a una oveja preñada en la villa Kampung Jabor, a unos 200 kilómetros de Kuala Lumpur, capital da Malasia, una cobra pitón de seis metros paró para descansar en medio de una carretera local.

El reptil, que pesa cerca de 90 kilos, estaba muy "cargado" para poder moverse, lo que facilitó su captura por parte del Cuerpo de Bomberos.

El animal fue llevado a un lugar seguro a la espera de que realizara su digestión, informó un diario local.

1 Comments:

Anonymous cope said...

Muy interesante!

6:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home